Álvaro Ferreira Navone

Madrid, 1990 
@afnavone




¿De qué se trata tu trabajo en general?



“ Reviso y trabajo la saturación del lenguaje en redes sociales. De alguna manera estamos perdiendo el respeto al lenguaje, convirtiéndolo en algo supérfluo y carente de valor. Culpa de la rapidez e inmediatez con que consumimos y escupimos los mensajes y palabras. Siempre trabajo con texto descompuesto, con mala legibilidad y en forma de aforismos, construcciones lingüísticas capaces de albergar distintos significados o experiencias ”.







¿De qué se trata tu proyecto para FAIN 2020?


“ Una sala aparentemente vacía; lienzos desprovistos de contenido. El poco contraste entre pintura y tela, y el color, obligan a detenerte frente a ellos. Lees con dificultad lo escrito, te mueves de lado a lado. Aparecen fragmentos de algo a penas visible. Tanto el ojo cómo tu entráis en un juego performático, donde el papel de la mirada se ve condicionado por la materialidad de la propia obra y viceversa. Poco a poco puedes percibir las palabras y formular lo que parecen ser frases. Estos mensajes, desvelan cuestiones y dudas universales, aplicables a cualquier persona, con la intención de que el espectador, una vez los haya leído, se plantee cuestiones similares, o por lo menos en un mismo plano.
En esta propuesta confluyen dos planteamientos comunes en mi cuerpo de trabajo. La saturación de lenguaje en el entorno digital (Whatsapp, Messenger) y la disolución de lo establecido sobre uno mismo en estos. No nos damos tiempo a leer y asimilar tal cantidad de información. Nos convertimos en glotones. Esa frialdad y picardía con la que leemos, se traduce de alguna manera en la forma vaga con la que proyectamos nuestra identidad. El tiempo de lectura, más largo de lo normal, hace que lo que en un principio parecía una escritura desvaída y etérea, cobre fuerza e intensidad y deje florecer ciertas preguntas, menos inmediatas a las que estamos acostumbrados. La propuesta contará con 5 lienzos de igual tamaño (0.9 x 1.4 m). En ellos, corrector líquido pinta manto de cielo. Su naturaleza hace apología al fallo, al deshecho, a lo invisible. El corrector por ocultar lo ya dicho, algo de lo que podemos estar avergonzados. El manto se deshecha tras haber servido como cama para coser la pieza que realmente se muestra. Tener grandes lienzos con cuestiones universales, acompañados de pequeños trozos de papel (los tickets), que desvelan una parte bastante personal, oculta y a veces vergonzosa de mi, para incitar al espectador a que pueda verse a través de mi obra, de una forma más sosegada y honesta ”.