Santiago Gómez

Bogotá, 1992 
@santiago_gomezch




¿De qué se trata tu trabajo en general?



“ Mi trabajo gira en torno a la comprensión y producción de complejos ficcionales. Con ello me refiero al modo en como las ficciones se vuelven reales al provocar estados de cosas posibles. Para hacerlo, recurro a la diversidad de prácticas e imágenes que me son disponibles, como un vehículo tangible de representación de lo que es múltiple y heterogéneo ”.





¿De qué se trata tu proyecto para FAIN 2020?


“ Nuevos Templos Demandan Viejos Dioses: nike-unchained es un proyecto que investiga cómo las macromarcas están ocupando simbólica y corporalmente el vacío espiritual que caracteriza a los individuos contemporáneos. Centrándome en la sobrecodificación que hace la marca de artículos deportivos NIKE sobre capital mitológico griego, e hiperbolizando el papel que juegan los tenis durante el contacto de los pies sobre la tierra, ficcionalizo su relevancia como artefacto mediador que interviene y concentra historias individuales, narrativas corporativas, relatos planetarios, supersticiones y capitalismos a diferentes escalas. Siguiendo esta línea de trabajo analizo las relaciones técnicas en como Nike, en tanto empresa de artículos deportivos de alta tecnología, se infiltra a manera de prostético al interior del cuerpo humano, en su psiquis y en su religiosidad. Relaciones como esta, se hacen patentes en casos como el de los tenis Air Bakin, que en 1997 la empresa lanzó como parte de su línea Air. Por el diseño tipográfico de la palabra, Nike generó polémica (y eventual rechazo) por parte del mundo islámico, debido a su semejanza con la inscripción en árabe del nombre de dios, Allah. A partir de este evento, reimagino la relación material del tenis como una tecnología de re-conducción a lo divino. Mediante esta y otras narraciones como lo son la del tenis Nike Cortez o la relevancia de la “fayuka” en México, presento un cuerpo de obra que concibe la mercancía como un campo de batalla donde diferentes trayectorias e insurgencias entran en juego ”.